El Hotel

El Hotel Heredad de Unanue es todo un descubrimiento. Situado en pleno cinturón verde de San Sebastián, su edificio de los siglos XV-XVI se colocó en el mapa al inaugurarse como hotel a fines de 2018. Sus habitaciones aúnan historia y diseño, comodidad y estilo, todo ello en un entorno natural a apenas unos minutos del centro de Donostia. El Heredad de Unanue destaca desde su inauguración como uno de los hoteles mejor valorados de la ciudad. ¡Descubre esta perla escondida!

HISTORIA

El origen del edificio en sí nos lleva a fines del siglo XV-principios del XVI. A lo largo de los años el Unanue ha sido testigo y sufrido en carne propia mil avatares, de lo que dan cuenta las ‘cicatrices’ de sus muros. Fue por ejemplo hospital militar en las guerras carlistas, aunque el día más aciago de su historia reciente es sin duda el del incendio que consumió su interior en 2003, tras lo cual, tras unos años de incertidumbre, volvió a la vida como hotel en septiembre de 2018.

LA ACTUALIDAD

Nuestra máxima es el descanso, el confort y la satisfacción del cliente. El Hotel dispone de once habitaciones, cada una de ellas con decoración singularizada y guiños a aspectos de la cultura y la diáspora vasca. Muros de piedra, piezas de madera y metal y una gama de muebles y accesorios de colores cálidos se complementan en una unión en la que historia, diseño contemporáneo y una marcada hospitalidad caracterizan su oferta.

DIÁSPORA

Gaure echie da saure echie

(Nuestra casa es tu casa). En el Hotel Heredad de Unanue hacemos nuestro este viejo adagio tan vasco como universal que durante años saludó a cada visitante que llegaba tras atravesar el desierto a la localidad de Jordan Valley (Oregón), en pleno Oeste Americano.

El Hotel rinde homenaje en sus muros a las diferentes generaciones de vascos que a lo largo de la historia tuvieron que abandonar su hogar y emigraron, sobre todo al continente americano. Guiños en la decoración del hall y las habitaciones, y una decidida programación cultural dan fe de nuestro compromiso por dar a conocer y divulgar la realidad del hecho diaspórico vasco. Cada una de las habitaciones del hotel porta así un nombre que refleja un oficio o actividad vinculada a la Diáspora, desde ‘artzain’ (pastor, en EEUU o Argentina) hasta ‘okin’ (panadero/a, en Chile o México) u otras más genéricas ligadas al ocio, como ‘pilotari’ o ‘dantzari’.

reservar ahora

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar